El estado del racismo a 11 años de los vejámenes de Sucre


La Paz, 23 May. (Prensa Jorge Medina).- ¿Cómo
estamos en la lucha contra el racismo? Es una pregunta que ocupa un lugar
preponderante en quienes día a día combatimos para aminorar los actos de
discriminación y racismo en el país, pese a lo difícil y complejo que es
cambiar hábitos y actitudes de la gente, declaró el activista por los derechos
de los afrodescendientes y proyectista de la ley contra el racismo y toda forma
de discriminación, Jorge Medina.
Mañana, Bolivia celebrará una vez más Día
Nacional contra el racismo y toda forma de discriminación, una fecha que, a
juicio de Medina, debería estar destinada a reflexionar y comprender la
necesidad de combatir de manera diaria las actitudes y actos discriminatorios
que perduran en la conciencia e inconcencia de las personas.
“Es una fecha que ha perdido un poco de
fuerza en los últimos años, pero es deber de nosotros recordarla y celebrarla
porque se trata de una fecha enmarcada en la ley 045  que mi persona proyectó con el apoyo de la
comunidad afroboliviana, organizaciones sociales, representantes y autoridades
del Gobierno”, declaró Medina.
Mencionó que en esta fecha es importante
comenzar a generar acciones que impidan hechos como lo ocurrido hace semanas
atrás en el estado Ramón Tahuichi Aguilera de Santa Cruz, cuando el jugador
Serginho de Wilstermann sufrió violencia racista de parte de los hinchas del
cuatro cruceño de Blooming.
“Son estos actos los que nos obligan a
repensar y contar con una fecha para debatir y generar espacios en donde
podamos abrir la mentalidad de la gente que ha naturalizado la discriminación y
todavía la practica”, expresó el exlegislador.
La fecha se celebra con motivo de recordar
un año más de aquellos vejámenes que sufrieron más de 50 campesinos en Sucre el
2008, cuando fueron recibidos a golpes y conducidos por la fuerza a la plaza 25
de Mayo, donde fueron obligados a desnudarse, para luego sufrir una serie
maltratos físicos y psicológicos y  humillaciones obligándolos, en
franca actitud racista y discriminatoria, a escupir la wiphala para
posteriormente quemarla.
A eso se suma también los acontecidos el
11 de septiembre de 2008, cuando en el departamento de Pando se produjeron los
hechos luctuosos de El Porvenir, donde un grupo de campesinos fue masacrado por
gente ligada a la ex prefectura. 13 de ellos murieron y más de un medio
centenar quedaron heridos.
////////RAP

Leave a Reply