A 20 años de la partida del gran Chocolatín Castillo


La
Paz, 18 Sep. (Prensa Jorge Medina).-
Es uno de los más grandes embajadores del
fútbol no sólo del pueblo afroboliviano, sino del país entero. Ramiro “Chocolatín”
Castillo fue no sólo un gran jugador, sino un hombre honesto y sencillo que
dejó un legado a las nuevas generaciones. Hoy se recuerdan 20 años de su
fatídico fallecimiento.

El
Director General de Tierras, Jorge Medina, destacó la vocación de ayuda,
esfuerzo, pundonor y de equipo que mostró Castillo a lo largo de su vida,
dejando una huella entre quienes lo conocen, pero sobre todo en los niños y
niñas que, hoy por hoy, ven al gran jugador de la Selección como una meta a
seguir.

“Fue
un gran hombre, un gran jugador, pero sobre todo un gran hermano que nos ha
visibilizado a los afrobolivianos en tiempos en que sólo éramos conocidos por
la saya afroboliviana. Ramiro Castillo fue nuestro embajador no sólo ante
Bolivia, sino ante el mundo”, expresó Medina.

“Hoy,
a 20 años de su partida, lo recordamos por amar sus raíces y nunca haberle
dado la espalda al pueblo afroboliviano. Agradecemos a Dios por darnos un hombre que supo poner en alto
a nuestra comunidad, pero sobre todo al país en su conjunto”, acotó el
exdiputado.

El
Chocolatín nació en Coripata, el 27 de marzo 1966. Se desempeñó como delantero
o volante, con una vasta carrera en el fútbol 
de Bolivia (jugó en The Strongest y Bolívar), de Argentina (Instituto de
Córdoba, Argentinos Juniors, River, Rosario Central y Platense) y Chile (Everton). Conformó la selección boliviana de la que fue incluso su capitán.


Falleció
el 18 de octubre de 1997 a los 31 años. Fue él mismo quien acabó con su dolor
producto de la pérdida de su hijo José Manuel, quien había dejado esta vida por
una hepatitis.

//////RAP

Leave a Reply